☰ Menu
Política Marbella
19-03-2019

La Junta estudia fórmulas que faciliten la participación de pequeñas empresas de carácter local en los comedores escolares

La gestión de los comedores escolares por grandes empresas en detrimento de la calidad son una de las críticas que se ha encontrado en numerosas ocasiones al servicio prestado. Por ello, desde la Junta de Andalucía se van a modificar los pliegos de contratación en la gestión de los comedores escolares con el fin de introducir fórmulas que faciliten la participación de pequeñas empresas de carácter local, algo que no sólo servirá para mejorar la calidad del servicio sino que, además, se espera favorecer una mayor utilización de productos locales en los menús, según ha avanzado el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda.

Asimismo, el responsable autonómico ha informado de que el próximo curso 2019/20, el 65% de los centros educativos andaluces ofertarán este servicio complementario, es decir, 1.938 colegios e institutos dispondrán de comedor. En este sentido, Imbroda ha subrayado que "la gran apuesta de este nuevo Gobierno es aumentar de forma progresiva pero imparable el número de comedores hasta que todos los centros escolares puedan ofertar este servicio".

Respecto al funcionamiento del servicio de comedor, el consejero ha asegurado que funcionan "razonablemente bien, aunque sé que hay críticas puntuales y demandas concretas y es evidente, por tanto, que no podemos mirar para otro lado, ni eludir los asuntos". Imbroda ha explicado que, si se detectan incumplimientos por parte de las empresas que prestan el servicio, se aplican penalizaciones previstas en los pliegos de contratación y se asegura el buen funcionamiento del comedor. "Nuestra hoja de ruta es clara: prevención, control y determinación", ha aseverado el consejero, que también ha recalcado que hay que valorar las dimensiones reales de este servicio, que permite que más de 193.000 niños y niñas reciben cada día en su colegio el almuerzo con unos elevados estándares de calidad nutricional.

En este sentido, ha recordado además que el precio público del comedor es de 4,38 euros por día, coste que se mantiene invariable desde el año 2009. Sobre esta cuantía, y en función de la renta familiar, se aplican descuentos de entre el 10% y el 100% del precio total. De hecho, en torno al 42% del alumnado beneficiario tiene gratuidad total y el 29% algún tipo de bonificación. Así, están exentos de pago los alumnos y alumnas que tienen que salir fuera de su localidad de residencia para asistir a su centro docente, así como aquellos que, por motivos familiares, se encuentren en situación de dificultad social extrema o riesgo de exclusión, incluidos los hijos de mujeres víctimas de violencia de género y las familias monoparentales.

MODELO MIXTO

El servicio de comedor se presta este curso 2018/19 en 1.908 centros, de los cuales 1.356 son gestionados a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) mediante licitaciones públicas. Los restantes 316 son comedores de gestión directa de la Consejería de Educación. El modelo andaluz, por tanto, es un modelo mixto que combina, por un lado, la gestión directa con centros con cocina propia, donde los menús son preparados preparados por el personal de la Junta de Andalucía y, por otro, centros con servicio de comedor de catering, prestado por empresas externas adjudicatarias de licitaciones cuyo órgano gestor es APAE.

Dentro de estos comedores con servicio externalizado hay, a su vez, de dos tipos: centros con cocina in situ, es decir, el centro tiene sus propias cocinas y el personal es de la empresa adjudicataria, y centros que no tienen cocinas y que ofertan comida que ha sido transportada con todas las garantías y ha sido elaborada mediante el sistema de cocinado de "línea fría". Independientemente de la modalidad, Javier Imbroda ha destacado que los menús que se sirven en los comedores escolares públicos siguen todas las recomendaciones sanitarias en cuanto a alimentación saludable y promueven una alimentación completa.