Victoria de oficio del CB Marbella ante un correoso CB Andújar (74-60) | Marbella Directo

Victoria de oficio del CB Marbella ante un correoso CB Andújar (74-60)

2017-11-04 21:44:00
Victoria de oficio del CB Marbella ante un correoso CB Andújar (74-60)

Cuarta victoria de la temporada para el CB Marbella, que superó no sin problemas a un duro CB Andújar en la recta final del partido. Los jiennenses, muy bien en defensa y controlando a los pilares importantes del equipo azulón, no dieron su brazo a torcer hasta que Richi Guillén se echó la responsabilidad a las espaldas y con una actuación estelar en los últimos minutos, con triple en el último segundo incluido, finiquitó un importante partido que permite al equipo seguir en la parte alta de la tabla.

No fue un partido vistoso en cuanto a anotación, pero sí en cuanto a intensidad y carácter por parte de ambos equipos. El CB Marbella se jugaba seguir estando en la parte alta de la tabla, y el CB Andújar seguir su crecimiento tras ganar a CB Almería en la última jornada y competir hasta el final hace un par de semanas ante uno de los favoritos de la competición, como es Melilla.

El primer duelo del partido se vivió en el exterior. Juanpe Jiménez, por parte local, y Malcom Tatum en el cuadro rojiblanco, fueron los actores principales en sus respectivos equipos en los primeros instantes del juego. Tirando de un buen posicionamiento en defensa, el CB Andújar conseguía poner en problemas el ataque azulón, que a duras penas y con mucha movilidad de balón acertaba a anotar en aro contrario (12-10). Gregory se unió al trabajo defensivo de los visitantes, con mucho criterio y ganas de ser importante, lo que supuso que los interiores del CB Marbella tuvieran que aplicarse el cuento si querían sacar ventaja en sus movimientos. Con una leve ventaja de tres puntos (20-17) acababa el primer cuarto, sin nada decidido y mucho por jugarse.

El segundo cuarto tuvo la misma puesta en escena sobre la pista del Serrano Lima. Unos tirando de la dupla americana formada por Lucas Hausman y Evan Maxwell y otros dándole la vitola principal a Suka Umu. Nadie conseguía coger ventajas cómodas y los intercambios de canastas se sucedían continuamente.

Lo que estaba claro es que las defensas se imponían a los ataques y eso no era bueno para el CB Marbella, que tenía tiros liberados pero que no tenía la suerte de cara. Se ponía CB Andújar por delante con una canasta de Tatum (26-27), pero poco después un 3+1 de Hausman ponía patas arriba el pabellón (34-30). Se iba animando la cosa y la parroquia se mordía las uñas. Las cosas estaban muy igualadas por el buen hacer de los de Jaén, pero el CB Marbella conseguía, al menos, irse al descanso con una leve renta que le daba un respiro antes del paso por los vestuarios (39-38).

No jugaba bien el equipo de Francis Tomé, que sufría a la hora de defender y que en ataque se atascaba más de la cuenta. Aunque el arreón del segundo periodo parecía que le abría la lata ofensiva, en el tercer periodo los nuestros empezaron a ver el aro con más dificultad que anteriormente. No fue grave la cosa, ya que CB Andújar se metió en la ruleta de mal juego y no consiguió remontar la diferencia que, con más pena que gloria, iban rascando los azulones gracias a Evan Maxwell y a un imponente Pape Sow que dominaba la pintura a base de tapones.

La cuarta falta de Lucas Hausman, muy activo hasta el momento y tomando responsabilidades, hizo saltar las alarmas locales, pero el fondo de armario de Francis Tomé permitió seguir por delante en el marcador cuando se llegaba al final del tercer periodo con 49-44.

Llegaba el momento de la verdad, en el que había que poner toda la carne en el asador e ir a ganar el partido. Y ahí apareció la manija de Ferni Ferruz, la defensa de Ale Romero y el acierto y experiencia de Richi Guillén. Los tres tuvieron un protagonismo superlativo en los últimos minutos, al igual que Adri Mayor, que con una bandeja espectacular tras un robo de Romero levantaba de los asientos a la afición marbellí. Un triple de Juanpe Jiménez comenzó la escapada (62-58) y el resto lo hizo Ricardo Guillén.

Cinco puntos consecutivos del tinerfeño cerraron un partido de gran trabajo en defensa y muchos problemas en ataque, por la buena defensa de Andújar y las ganas de agradar a los aficionados del equipo. Al final, como no podía ser de otro modo, fue Guillén quien cerró el marcador de 74-60 con un triple sobre la bocina desde casi medio campo, que hizo justicia a un partido complicado pero que el CB Marbella tenía la obligación moral de sacar hacia delante para afrontar con mejor cara el doble enfrentamiento fuera de casa de las próximas semanas, donde el equipo viajará a Almería y Melilla en dos importantes encuentros para el devenir de la clasificación.

publicidad