Una oda a Marbella en forma de pregón | Marbella Directo

Una oda a Marbella en forma de pregón

El hermano romero Miguel Vida fue el encargado de pronunciar el pregón

2015-05-24 15:03:00
Una oda a Marbella en forma de pregón

Se reproducen los actos previos a la semana grande en honor a nuestro Santo Patrón. Anoche fue el turno para el pregón de la Hermandad de los Romeros de San Bernabé. Honor que recayó sobre Miguel Vida, persona muy integrada en la Hermandad a la que pertenece desde el año 1982. Sus palabras fueron en todo momento de elogio hacia la figura de San Bernabé y a la ciudad de Marbella

Iñaki Díez

"Patrón del esfuerzo, del trabajo y de la ilusión" esta fue una de las primeras descripciones de San Bernabé que realizó Miguel Vida durante su intervención. Malagueño de Río Gordo de nacimiento aunque marbellí por los cuatro costados y así lo siente su corazón.

Dedicó su discurso "a los muchos buenos Romeros" pero muy especialmente a tres que nos han dejado durante los últimos meses Bernardo Rodríguez, Manuel Rodríguez y Antonio Guerrero.

El pregonero convirtió su pregón, como no puede ser de otra manera en una alabanza al Santo Patrón y Alcalde Perpetuo. Pero no se quedó ahí ya que fueron sus palabras una oda de agradecimiento a la ciudad que le ha acogido a él y a su familia, Marbella.

Dijo tener sentimientos contrapuestos "por un lado la emoción de poder pregonar al Santo Patrón de nuestra ciudad" y "cierta preocupación por el temor a no estar a la altura tras el gran nivel de los anteriores pregoneros".

Algo que fue efímero ya que lo que hizo fue reflejar "el sentimiento de romero y mi compromiso con Marbella, con mis Hermanos y con el apostol San Bernabé". Además señaló haberlo escrito "con mis más nobles sentimientos de veneración hacia el Santo Patrón".

Igualmente habló de Marbella "mis primeros recuerdos de la Marbella que yo conocí no han cambiado". "La ciudad ha cambiado, está distinta, pero en esencia sigue siendo la misma". "Sigue siendo una ciudad acogedora y entrañable en el sentir de su gente, siempre ha sido grande".

Además señaló que para "ser marbellero no es imprescindible haber nacido en esta bendita tierra, sino lo que es imprescindible es llevarla en el corazón".

publicidad