Tal día como hoy de 1862 nacía uno de los personajes históricos de Marbella: Vigil de Quiñones | Marbella Directo

Tal día como hoy de 1862 nacía uno de los personajes históricos de Marbella: Vigil de Quiñones

2015-01-01 17:00:00
Tal día como hoy de 1862 nacía uno de los personajes históricos de Marbella: Vigil de Quiñones

Hoy día uno de enero se conmemora el nacimiento de uno de los personajes históricos más ilustres de Marbella, Rogelio Vigil de Quiñones, uno de los denominados ‘últimos de Filipinas’. Esta denominación proviene de la batalla librada por los españoles en Las Filipinas conocida como el asedio de Baler, última posición española en este territorio cuya pérdida marcaba la caída definitiva del Imperio Español.

Quiñones nació un día como hoy de 1862 en la calle Nueva del municipio. Dedicó su vida al ámbito militar, donde haría Carrera, pasando a la reserva en el año 1923. En 1926 se retiraría del ejército como Comandante Médico de Sanidad Militar. El marbellí fallecería en Cádiz el 7 de febrero de 1934 siendo enterrado en esta localidad. Poco tiempo después sus restos son trasladados al Cementerio de la Almudena, en Madrid, donde se encuentra el Panteón de los Héroes que homenajea a los combatientes de Cuba y Filipinas.

B. Sánchez

EL ASEDIO DE BALER

Baler era un pequeño pueblo en la isla de Luzón, en el Distrito Príncipe. Se trataba de una posición de menor envergadura en el que había un pequeño destacamento de apenas cinco personas. Sin embargo, cuando la situación comenzó a complicarse cada vez se hizo más difícil poder contener los ataques por lo que llegaron refuerzos a la zona. Fueron 50 cazadores liderados por el teniente Mota los primeros en contener los ataques en Baler, sin embargo, esta fuerza española fue arrasada, incluyendo al propio teniente, quien se suicidó disparándose antes de rendirse.

Ante esta situación, en febrero de 1898, se decidió enviar desde la capital filipina, Manila, nuevos refuerzos. Será en esa expedición en la que viaje el marbellí Vigil de Quiñones, por entonces teniente médico. Quiñones, en un primer momento apartado de la vida militar a pesar de la tradición de su familia, cursó medicina en la Universidad de Granada donde se graduó en 1886.

El 13 de agosto de ese año España se rinde y firma el tratado de París, por el cual entrega a Estados Unidos estas islas, además de la de Cuba, Guam y Puerto Rico. De estas pérdidas nace la Generación del 98, marcada por el desencanto tras esta derrota militar. Tras la capitulación comenzó el regreso de los soldados españoles destacados en estos lugares, sin embargo, en Baler, el teniente Saturnino Martín Cerezo, responsable en el lugar continúa resistiendo, incrédulo ante aquellos que le decían que la guerra había terminado y que España se había rendido. No fue hasta que el teniente coronel Cristóbal Aguilar y Castañeda, trasladado a Baler con ese fin, le enseñó la prensa española a Martín Cerezo hasta que este no se creyó la noticia de la capitulación española.

De este modo, finalmente el 2 de junio de 1899, 337 días después de la rendición española, ‘los últimos de Filipinas’ arrían la bandera española y firman la rendición, consiguiendo unas condiciones honrosas que les permiten abandonar la iglesia en la que se encontraban portando sus armas y por su propio pie.

publicidad