Nuevo varapalo judicial vinculado a SEPMA por una trabajadora que denunció al ayuntamiento diciendo que se había empeorado sus condiciones por ser del sindicato | Marbella Directo

Nuevo varapalo judicial vinculado a SEPMA por una trabajadora que denunció al ayuntamiento diciendo que se había empeorado sus condiciones por ser del sindicato

Solicitó una indemnización de 12.500 euros y la justicia le ha argumentado que a lo largo de su vida laboral han variado sus condiciones, algunas de ellas por voluntad de la propia trabajadora

2020-07-17 08:19:00
Nuevo varapalo judicial vinculado a SEPMA por una trabajadora que denunció al ayuntamiento diciendo que se había empeorado sus condiciones por ser del sindicato

Miembros del sindicato SEPMA

Una trabajadora municipal interpuso una demanda el pasado mes de marzo contra el Ayuntamiento aduciendo que sus condiciones de trabajo habían sido modificadas como represalia por pertenecer al sindicato SEPMA, sindicato que han vinculado desde algunas instancias políticas con el Partido Socialista, solicitando que se delvolviesen sus condiciones anteriores y una indemnización de 12.500 euros. Sin embargo, el Juzgado de lo Social ha desestimado sus pretensiones aduciendo que no ha existido vulneración de derechos fundamentales en la decisión empresarial de atribución de jornada y horario, no teniendo la trabajadora anteriores condiciones de trabajo fijas en cuanto a jornada y horario.

El juez determina que puede concluirse sin esfuerzo alguno que a lo largo de la vida laboral de la trabajadora en el Ayuntamiento de Marbella y empresas que han desempeñado dicho servicio público de Limpieza municipal ha ido variando apuntando incluso que algunas de dichas modificaciones fueron ocasionadas por voluntad de la trabajadora. Además, el responsable judicial incide en que no se ha probado que el turno actual cause perjuicio alguno a la actora (perjuicio que por otra parte ni se ha concretado en la demanda) ni por motivos salariales, pues cobra plus de nocturnidad, (..) ni por motivos de salud, que en este caso la benefician.

La trabajadora demandante accedió al puesto tras haber denunciado al Ayuntamiento por ser despedida en 2017, después de estar prestando servicios desde 2004 con diferentes contratos temporales que la justicia consideró como fraudulentos. Así se determinó que el Consistorio debía readmitirla, algo que así sucedió.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ