Marbella renueva su red de saneamiento | Marbella Directo

Marbella renueva su red de saneamiento

Una de las principales deficiencias a las que se enfrentan los barrios del municipio es que carecen de un sistema separativo de aguas fecales y pluviales, una actuación para la que el Consistorio ha invertido más de siete millones desde 2007

2014-11-15 08:24:00
Marbella renueva su red de saneamiento

Un hecho tan asumido en las ciudades como que las redes fecales estén separadas de las fluviales resultaba no ser una realidad en Marbella, y hablo en pasado porque esta situación está en un proceso de cambio integral desde hace más de siete años, gracias al Plan de Saneamiento que el Ayuntamiento está llevando a cabo en el término municipal y que arrancó en 2007. Esta apuesta, que ha supuesto una inversión de más de siete millones de euros, respondía así a una demanda histórica de los vecinos, al carecer de una red separativa, un problema que se agravaba por la propia antigüedad de las mismas.

I. Catalán

Este es el caso de la calle Peñuelas sobre la que se actuó para solucionar los problemas de la red de saneamiento y pluviales, una reforma que comprendió más de 600 metros lineales entre las calles Vázquez Clavel y Málaga, y que supuso una inversión de más de 400.000 euros a cargo de la empresa concesionaria del servicio de saneamiento en el municipio, Hidralia.

Al igual que en calle Peñuelas, son muchas otras las zonas de Marbella que han visto como su imagen cambiaba de forma radical a mejor, resolviendo todos aquellos problemas a los que se enfrentaban en materia de saneamiento, donde además, en muchas de ellas, también se ha realizado una remodelación integral de la vía. Este es el caso de las céntricas calles Bermeja y Princesa que desde el pasado julio lucen nueva imagen; en ambas áreas se llevó a cabo la separación de las aguas pluviales y fecales, además de la instalación de nuevas tuberías, alumbrado LED y nuevo pavimento de adoquín granito con terminación flameada.

Las actuaciones sobre estas calles, junto a las que se llevaron a cabo en la Avenida Miguel Cano, son una de las obras “más importantes” que se han llevado a cabo en materia de saneamiento, tal y como explicaba el concejal Obras, Javier García, quien además destacó que el saneamiento es una “prioridad” para el Ayuntamiento.

En el caso de Miguel Cano, cuya imagen ha sido renovada en su totalidad -pasando además a ser peatonal- se ha llevado a cabo una actuación sobre más de 4.000 metros cuadrados, bajo una inversión que se elevó por encima del millón de euros, y que corrió a cargo de la concesionaria del saneamiento. Entre las actuaciones que comprendieron este proyecto de envergadura destacaron también la renovación del pavimento, el mobiliario urbano, las jardineras y la red de alcantarillado. Precisamente, este convenio con Hidralia, por el que la concesionaria destina un millón de euros

anuales a inversiones en saneamiento, está previsto que el calendario de actuaciones continúe en 2015 y 2016.

ACTUACIONES MUY DEMANDADAS

Precisamente, la continuación de este convenio abarcará nuevos proyectos que ya se han iniciado y que atañen a una de las zonas más pobladas de Marbella, como es la barriada de Pilar-Miraflores y Leganitos. En concreto, una de las más demandas por los colectivos vecinales, y que empezó a ejecutarse a principios del pasado mes, es la de la calle Santo Domingo, una vía que en aproximadamente cinco meses cambiará su fisionomía por completo, luciendo una nueva imagen acorde con las necesidades de la calle y sus residentes. Las actuaciones se desarrollan a lo largo de 400 metros lineales, donde uno de los puntos esenciales se enmarca en resolver los calados problemas de saneamiento y abastecimiento que acarrea esta zona.

Bajo una inversión de 750.000 euros, en calle Santo Domingo también se repararán los desniveles con los que actualmente cuenta la calle, puesto que las aceras son muy estrechas lo que obliga a los viandantes a bajar a la calzada.?Se mejorarán también las luminarias, pasando a ser de tecnología LED, y contará con la denominación de Zona 30, combinado así el tráfico rodado con el viandante, pero dando siempre prioridad a los peatones, como medida para dotar de una mayor seguridad a la vía.

AVENIDA DE LA INDEPENDENCIA

La otra calle del barrio de Miraflores que lucirá nueva imagen en aproximadamente cuatro meses, es la Avenida de la Independencia, una actuación que se lleva a cabo también a través del plan de inversiones que el Consistorio mantiene con Hidralia. El proyecto de esta transitada vía contempla la actuación a lo largo de toda la avenida, con una longitud de 111 metros lineales, así como su conexión con las calles Agustina de Aragón y la Travesía de Andalucía. En total, la superficie de los trabajos superará los 1.888 metros cuadrados. Se demolerá la red de saneamiento existente y se ejecutará una nueva red separativa con colectores de aguas residuales y pluviales independientes; de hecho, en el análisis previo al estudio del desarrollo del proyecto se ha detectado que el mayor problema de infraestructuras de la avenida es la carencia de una red separativa de drenaje, siendo esta una red única.

Por otra parte, también se acometerá una nueva red de alumbrado y otra de riego, y se repararán y repondrán los servicios de telefonía, gas natural y suministro de energía eléctrica de la calle. Además, las obras, que han sido consensuadas y muy demandas por los vecinos, comprenden también la reordenación urbana y mejora de las infraestructuras y para ello se proyecta un cambio en la sección transversal de la calle, reduciendo el espacio destinado a la mediana ajardinada con el objetivo de ampliar el espacio destinado al viandante en las aceras laterales.

El proyecto comprende también la instalación de nueva señalización horizontal y vertical, la modificación de la mediana jardinera, eliminando los muros existentes de cierre y ejecutando nuevas unidades de obra con ladrillos rústicos, todo ello para darle un aspecto más urbano. Además, se realizará la sustitución del pavimento tanto de aceras como de la calzada; se dotará a

la calle de mobiliario urbano y elementos de jardinería, y se prestará una especial atención a la normativa de accesibilidad. La inversión de toda esta batería de actuaciones superará los 550.000 euros.

La importancia del saneamiento es tal, que ya el Ayuntamiento, en colaboración con Hidralia, iniciaron en agosto una campaña que se extendió durante tres meses, para sensibilizar a la población sobre los distintos problemas que puede generar un mal uso del inodoro, casas o centros de trabajo y la idoneidad de utilizar las papeleras.

Dicha campaña se ha llevado a cabo con el reparto a todos los habitantes, mediante correo postal, de un tríptico informativo, en los que se recordaba la necesidad de no tirar residuos sólidos, compresas, o toallitas higiénicas, entre otros elementos, en el inodoro.

Y es que estos residuos pueden obstruir de forma importante las acometidas y bajantes de las propias viviendas y de las diferentes infraestructuras de saneamiento de la red, provocando averías tanto en las casas o comunidades de vecinos como en la red de toda la ciudad. Además, la obstrucción de estas canalizaciones por los residuos, en gran parte no biodegradables, provoca frecuentemente problemas de olores en los bajantes de las casas y en la red de alcantarillado por estancamiento. Asimismo, si el atasco llega hasta las estaciones de bombeo y de depuración de aguas residuales pueden provocar grandes daños en las infraestructuras con el consiguiente mal funcionamiento de las mismas y gasto en reparaciones. Igualmente, este mal funcionamiento puede generar daños medioambientales e inundaciones, debido al taponamiento de la red de recogida de aguas pluviales y alcantarillado.

publicidad