Luz López, ginecóloga del Costa del Sol, recibe la Medalla al Mérito Civil del Ministerio de Asuntos Exteriores por su participación en una misión de ayuda humanitaria en Mozambique | Marbella Directo

Luz López, ginecóloga del Costa del Sol, recibe la Medalla al Mérito Civil del Ministerio de Asuntos Exteriores por su participación en una misión de ayuda humanitaria en Mozambique

2019-07-02 17:01:00
Luz López, ginecóloga del Costa del Sol, recibe la Medalla al Mérito Civil del Ministerio de Asuntos Exteriores por su participación en una misión de ayuda humanitaria en Mozambique

La médico especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Costa del Sol, Luz López, ha participado recientemente en la primera misión de ayuda humanitaria del Equipo Técnico Español de Ayuda y Respuesta a Emergencias (START) de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) desplegado por primera vez en su historia en Mozambique tras el paso del ciclón Idai.

Luz López ha recibido, junto con otros profesionales que han formado parte del equipo START en este primer desplazamiento en misión de ayuda humanitaria, la Medalla al Mérito Civil, distinción otorgada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Más conocido como los ‘chalecos rojos’ por ser la indumentaria oficial del personal de la Agencia Española de Cooperación en el terreno, START está compuesto por un hospital de campaña con capacidad quirúrgica, más de 40 profesionales del sistema público de salud (entre ellos del Sistema Sanitario Público Andaluz) y una docena de logistas. Se trata de un equipo preparado para desplegarse durante 14 días en menos de 72 horas, en cualquier rincón del mundo donde se produzca una crisis humanitaria.

START instaló su equipo de campaña, a petición de las autoridades del país, en el centro de salud de Dondo –a 30 km de Beira, la segunda ciudad del país-, una de las zonas más afectadas por el paso del ciclón. El despliegue del equipo se efectuó en dos rotaciones y la ginecóloga de este hospital se trasladó en la segunda de ellas donde ha permanecido desde el 11 de abril, hasta el 3 de mayo. Durante su estancia allí desarrolló junto con una matrona la primera semana y otra ginecóloga que se incorporó al equipo con ellas durante la segunda, sobre todo, trabajo obstétrico en partos anormales (distócicos) aunque también atendieron problemas ginecológicos. Según sus propias palabras “ayudamos a muchas mujeres en una población donde son madres muy jóvenes, con 15 o 16 años, y que suelen tener una media de 6 hijos”.

Para esta ginecóloga la experiencia ha sido “única” y volvería a repetirla, “una y mil veces”. Relata que a nivel personal se siente pletórica y que “egoistamente te reporta tanto que es mucho más que lo que tú ofreces y eso se queda en ti para toda la vida”. Con estas palabras, Luz López, hace también un llamamiento y recomienda la experiencia a todos los profesionales tanto sanitarios como los que no lo son. “Es un trabajo de equipo donde todos son necesarios e importantes, tanto el personal sanitario, como los profesionales, compañeros y compañeras, que se encargan de la logística, de la coordinación técnica, o de la cocina diaria etc. La colaboración con todos los compañeros es máxima y terminas convirtiéndote en una familia”.

“Somos afortunados con nuestra vida, tenemos una sanidad universal, acceso fácil, comemos bien todos los días … y nuestros hijos tienen futuro. Estar allí te hace ser consciente y dar más valor a lo que tienes; te ofrece dosis de realidad”, destaca con gran emoción. La vida allí, según sus palabras es muy dura “y la gente también lo es porque en estas situaciones carecen de servicios básicos, la mortalidad infantil es muy elevada….” Pero, añade, “llama la atención la alegría de los niños, juegan con cualquier cosa, se entretienen, son realmente felices, es una auténtica maravilla ver esto”.

Para Luz López la labor del equipo START reporta un sentimiento muy gratificante porque “sientes que llevas la solidaridad de tu país y de todas sus comunida-des autónomas al resto del mundo. España es un país muy solidario y verte con el chaleco rojo, con tus compañeros y ayudando a los demás, te hace sentir que real-mente estás siendo abanderada de toda esta solidaridad, transmitiéndola y llevándola a las poblaciones que lo necesitan”.

De toda la experiencia dice traerse la “confianza extrema que las personas depositan en ti”. Sobre este punto, esta médica destaca que “lo que te emociona es que te miran con admiración y agradecimiento y, a pesar de que no los entiendes por las barreras lingüísticas, lo ves en sus miradas; es la recompensa diaria, la emoción de lo que te transmiten”.

Luz López comenzó hace unos años esta trayectoria con la colaboración con la ONG Fundación Mayo Rey. Con ésta estuvo trabajando durante un mes en 2017 en Camerún, en un hospital construido por esta Fundación en la población de Rey Bouba. Posteriormente, a través de esta misma organización tuvo conocimiento del Proyecto START donde envió su curriculum. Tras ser seleccionada, fue elegida como representante del área de Ginecología y Obstetricia de este proyecto, realizan-do labores organización y coordinación de protocolos, equipos, instrumental y mate-rial necesario para poder realizar este trabajo en Mozambique. Fue la representante de obstetricia y ginecología en la acreditación por parte de la Organización Mundial de la Salud y de la Comisión Europea de START, necesaria para comenzar a tomar parte en la ayuda humanitaria.

START

La Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación (AECID) puso en marcha, en 2016, el proyecto START (Spanish Technical Aid Response Team) para contribuir a la mejora y la eficacia de la respuesta de la Acción Humanitaria Española en emergencias.

Este proyecto ha permitido que España cuente por primera vez con un equipo sanitario compuesto por un hospital de campaña, junto a más de 40 profesionales del sistema público de salud y una docena de logistas; todo un equipo listo para desplegarse en menos de 72 horas en cualquier rincón del mundo donde se produzca una emergencia humanitaria.

En total, unas 65 personas, entre personal sanitario, logista (bomberos, cocineros, especialistas en agua y saneamiento….) y de coordinación atenderán las 24 horas día, a entre 150 y 200 pacientes, durante un turno máximo de 15 días. El centro sanitario tiene capacidad para hospitalizar a 20 personas, un quirófano, un paritorio y todo el material necesario –equipos electromédicos como ecografía, instrumental médico quirúrgico, farmacia, agua y saneamiento, tratamiento de residuos, etc.- para tener la autonomía necesaria.

La clasificación del equipo START por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO) como equipo especializado permitirán a España desplegar START allí donde los países afectados por crisis humanitarias y/o los Organismos Internacionales lo soliciten.

publicidad