La venta de flores se triplica en la Festividad de Todos los Santos | Marbella Directo

La venta de flores se triplica en la Festividad de Todos los Santos

Las especies más demandadas por los clientes son los claveles y los gladiolos, aunque las margaritas son cada vez más solicitadas para adornar los centros

2014-11-01 10:15:00
La venta de flores se triplica en la Festividad de Todos los Santos

Hoy sábado 1 de noviembre se celebra el Día de Todos los Santos y mañana el de los Difuntos, una fiesta de tradición en Marbella donde sus residentes tienen la costumbre de ir al cementerio a rezar por los seres queridos que ya no están y llevarles flores. Por ello, esta pasada semana es la de mayor volumen de trabajo en las floristerías de la ciudad, donde la venta en flores se triplican con respecto al resto del año.

I. Catalán

La actividad de los empleados en estos pasados días ha sido frenética, tal y como explica una de las trabajadoras de la Floristería Florymar de Marbella, María del?Carmen Cerrillo, quien asegura que la semana pasada “y especialmente las dos jornadas anteriores” a la celebración del Día de Todos los Santos, la venta crece considerablemente. “En estos días la venta de flores llega a tripiclarse con respecto al resto del año”, donde las especies más demandadas por los clientes son los claveles y gladiolos, aunque las margaritas también están ganando terreno a las flores más tradicionales. Las coronas formadas por estas especies son los principales trabajos que se realizan de cara a esta festividad, y los precios son variados, en función del tamaño y la flor elegida. De hecho, el precio puede oscilar entre los 25 y 30 euros e incluso alcanzar los 70.

Tradicionalmente en Marbella los familiares no suelen esperar a hoy para adornar los nichos de flores, sino que normalmente lo han realizado los días previos, para que en la jornada de festividad amanezca con los centros ya instalados.

DULCES

Pero más allá de las obligadas visitas a los cementerios, estos días también son sinónimos de gastronomía. Los hornos y las pastelerías ya tienen sus escaparates poblados de los dulces típicos de esta festividad, donde los más significativos son los huesos de santo, de hecho su nombre viene dado por lo mismo. Se trata de una masa de mazapán recubierto con almíbar. Antiguamente en el interior se rellenaba solamente de una masa de dulce de yema, pero a día de hoy los podemos encontrar de todos los sabores desde chocolate o trufa hasta mermelada o cabello de ángel. A éste, le sigue los buñuelos de viento, un dulce muy aclamado en la festividad de todos los santos y también en Semana Santa. La elaboración de este dulce es muy tradicional y sencilla, básicamente una base de harina, azúcar y un relleno.

publicidad