La política económica del equipo de Gobierno permite unos presupuestos en la que se aumentan los ingresos sin que suban los impuestos | Marbella Directo

La política económica del equipo de Gobierno permite unos presupuestos en la que se aumentan los ingresos sin que suban los impuestos

En el caso de los directos, los ingresos apenas aumentan un 0’8%, mientras que en el de los indirectos disminuye en un 0’9%

2019-11-14 21:31:00
La política económica del equipo de Gobierno permite unos presupuestos en la que se aumentan los ingresos sin que suban los impuestos

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha presentado esta mañana los presupuestos de la ciudad para 2.020, que ascienden a 295 millones de euros y en los que destacan que, la política de contención fiscal por la que apuesta el equipo de Gobierno, han permitido que el aumento de ingresos no esté sustentado en la subida de impuesto. Como muestra de ello la regidora ha aportado los datos, informando de que, en el caso de los directos apenas suben un 0’8% mientras que los indirectos se reducen en un 0’9%.

Así, el aumento de los ingresos para que el Consistorio pueda hacer frente al 4’33% que sube el presupuesto con respecto al de 2019 viene motivada por “la posibilidad de tener fondos de otras administraciones y también a la participación en los ingresos del estado y de la comunidad autónoma”, apuntó la regidora.

En relación con la PIE (Participación Ingresos del Estado) y la PATRICA (Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma) el aumento de la población censada, tras diversas campañas promovidas desde la administración local, han permitido que en el caso del primero se hayan mantenido los ingresos –pese a que podrían haber disminuido en dos millones de euros si no se hubiese producido el aumento de los censados, según las previsiones de la Unión Europea y el Gobierno- y que hayan aumentado para el segundo. Este crecimiento de los empadronados ha permitido que “en transferencias corrientes, dentro del estado de ingresos, podamos subir cuatro millones de euros”, explicó Muñoz.

En relación con el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), enmarcado dentro de los impuestos directos, la alcaldesa ha señalado que “ha habido una contención del incremento catastral. Podríamos haber ingresado más de cinco millones de euros pero por haberlo modificado se mantiene”, de tal forma que crece en torno a un millón de euros aunque motivado por las nuevas viviendas.

Sí se ha producido un aumento de la recaudación en relación con las tasas, precios públicos y otros ingresos, que crecen un 4’3% aunque esto se debe a “las previsiones de urbanismo”, explicó Muñoz, que puso como ejemplo de la tendencia creciente en el sector, la aprobación en la última Junta de Gobierno Local de licencias urbanísticas para la construcción de un total de 513 viviendas en el término municipal con un presupuesto de ejecución total de 75,9 millones de euros que suponen unos ingresos directos de 3 millones de euros para las arcas municipales.

Otra de las medidas que permitirá el incremento de los ingresos presupuestarios será la enajenación de patrimonio que no tiene utilidad pública y que se invertirá en viviendas de protección oficial y equipamientos previo incremento de la partida presupuestaria de Patrimonio Municipal de Suelo.

“El objetivo es seguir manteniendo un nivel de ingresos acorde con las necesidades que tiene la ciudad”, señaló Muñoz al tiempo que se promueve “una política de contención impositiva y fiscal muy importante que hace que no tengamos incremento de impuestos”.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ