La Cofradía de los hosteleros estrena trono en el Martes Santo ante la devoción de los fieles | Marbella Directo

La Cofradía de los hosteleros estrena trono en el Martes Santo ante la devoción de los fieles

2015-04-01 09:22:00
La Cofradía de los hosteleros estrena trono en el Martes Santo ante la devoción de los fieles

La tradicional imagen de congregados en la escalinata de Calle Carmen, era ayer aún más inquietante a la espera de ver el nuevo trono de la Cofradía de Santa Marta, conocida como la de los ‘hosteleros’ que portado por mujeres iniciaba el recorrido desde su templo, la Iglesia de la Encarnación.

Máxima expectación, al ritmo de la banda de cornetas y tambores de la Hermandad de Jesús Nazareno de Almogía, para no perder detalle del paso de estas mujeres que portaban la talla que ha sido realizada por el escultor sevillano Ramón Ramos Corona.

La cofradía incorporaba este año una imagen de San Lázaro, donada por un hermano y que procesionó junto a las imágenes de María y Santa Marta en el trono de la Virgen del Carmen que precisamente les fue cedida esta Hermandad.

Redacción

Esta no fue la única novedad que hizo las delicias de los feligreses, quienes esperaban en las inmediaciones de las calles más emblemáticas del centro de la ciudad para no peder detalle de su venerada imagen, como ese complicado momento en el que los tronos giran hacia la calle General Chinchilla.

Todos quisieron ver en primera persona el nuevo palio que portaba su titular María Santísima de la Encarnación, en color azul pavo real y diseñado por el malagueño Salvador de los Reyes, con unos bordados realizados por el taller de Raquel Romero.

Como manda la tradición del Martes Santo, el trono del Padre Jesús Cautivo abrió el recorrido, acompañado de sus nazarenos divididos en dos, niños y adultos. Ataviados con sus túnicas blancas y rayas verdes, rojas y blancas, acompañan a su imagen, con más de 70 años en su haber.

Uno de los momentos más emotivos de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo, María Santísima de la Encarnación, Santa Marta, San Lázaro y María, fue, un año más, el encierro de estas imágenes en su templo, donde se produjo el fervoroso encuentro entre los tronos y donde se repartieron, para delicia de los feligreses, las tradicionales tortas de Santa Marta.

publicidad