La Audiencia reduce el embargo de bienes de Pantoja a lo que le falta por pagar de multa | Marbella Directo

La Audiencia reduce el embargo de bienes de Pantoja a lo que le falta por pagar de multa

2014-12-18 14:00:00
La Audiencia reduce el embargo de bienes de Pantoja a lo que le falta por pagar de multa

La Sección Segunda de la Audiencia de Málaga ha acordado reducir la cuantía del embargo de bienes de la cantante Isabel Pantoja, en prisión cumpliendo una pena de dos años de cárcel por un delito de blanqueo de capitales, y lo ajusta al millón de euros que le resta por pagar en concepto de multa.

Así consta en el auto de la Sala, en el que se resuelve una petición realizada por la defensa de la cantante dentro del procedimiento por el que también fueron condenados, y se encuentran en prisión, el exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz y su exmujer Maite Zaldívar.

El juzgado que instruyó el caso impuso en 2010 una fianza civil, para hacer frente a las posibles responsabilidades pecuniarias por el delito de blanqueo, de 3,8 millones de euros, tras lo que se embargaron fincas por dicho valor. En concreto, un inmueble en Alcobendas (Madrid) y otro en Medina Sidonia

Redacción

Una vez confirmada por el Tribunal Supremo la sentencia que condenó a Pantoja, entre otros, y tras haber pagado la cantante hasta la fecha la cantidad de 147.148 euros de los 1.147.148 euros impuestos como multa, la Audiencia de Málaga accede a ajustar las cantidades.

Así, se acuerda reducir la cuantía del embargo acordado en su momento respecto de dichas fincas, propiedad de la cantante, "y en cuanto fueren suficientes a cubrir la cantidad de un millón de euros que resta por abonar de la multa a que ha sido condenada en la sentencia”.

Pantoja ingresó en la cárcel sevillana de Alcalá de Guadaíra el pasado 21 de noviembre para cumplir la pena de 24 meses de prisión a la que fue condenada por un delito de blanqueo de capitales. Asimismo, se le impuso el pago de una multa, fijada en 1.147.148 euros, de los que pagó primero 100.000 euros y luego 47.000 euros.

La Sala aceptó el fraccionamiento del pago de la multa, según el calendario propuesto por la defensa, acordando el abono de 210.000 euros cada trimestre próximo -en el último algo menos-, sin que en ningún caso pueda superarse el límite previsto en el artículo 50.6 del Código Penal.

LIQUIDACIÓN DE CONDENA
Asimismo, el Tribunal ha realizado ya la liquidación de la condena de Pantoja, por lo que la fecha de libertad definitiva o de la extinción de la pena sería el 8 de noviembre de 2016, según han informado fuentes judiciales, quienes han apuntado que esta liquidación está ya aprobada.

Así, han explicado que la liquidación de condena se practica conforme a los datos que proporciona la prisión, tras lo que se da traslado al fiscal para que la supervise y dé el visto bueno, para finalmente aprobarlo la Sala, a través del dictado de un auto.

Otra cosa independiente es que la cantante pueda disfrutar de beneficios penitenciarios en este tiempo o sea clasificada en tercer grado, momento a partir del cual sólo tendría que ir a dormir a un centro penitenciario. De hecho, siguiendo otros casos, Pantoja podría comenzar a salir de prisión con permisos ordinarios a partir de mayo una vez haya cumplido un cuarto de su condena y podría pedir también el tercer grado al cumplir el tercio de su condena, lo que sería en el mes de julio.

RECHAZAN LA SUSPENSIÓN A OTRO ACUSADO
Asimismo, la Audiencia ha rechazado conceder la suspensión de la pena al empresario José Miguel Villarroya, condenado en este mismo procedimiento a un año de prisión y multa de 122.899 euros por un delito de cohecho activo.

La Sala señala que "no puede soslayarse el tipo de delito cometido, de especial rechazo social”. También destaca las circunstancias que concurren en el acusado, que "desarrolló una amplia actividad empresarial, vinculada con actividades y operaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Marbella" y la relación personal con Muñoz, apuntando que tiene además una causa pendiente de juicio por un delito de estafa.

publicidad