José Ignacio Macías, la “cara nueva” de las listas del PSOE a cuyo despacho los socialistas concedieron dos contratos “fraudulentos” por más de 50.000 euros | Marbella Directo

José Ignacio Macías, la “cara nueva” de las listas del PSOE a cuyo despacho los socialistas concedieron dos contratos “fraudulentos” por más de 50.000 euros

Lo denunció el bipartito lamentando que se hicieron “bajo un caso ficticio de concurrencia pública”, los solicitaron tres empresas pero todos son miembros de un mismo despacho

2019-02-18 10:43:00
José Ignacio Macías, la “cara nueva” de las listas del PSOE a cuyo despacho los socialistas concedieron dos contratos “fraudulentos” por más de 50.000 euros

A la izquierda, Javier Porcuna, a la derecha el candidato socialista, José Bernal

José Ignacio Macías Maldonado, ese fue el nombre de una de las “caras nuevas” que integran la candidatura del PSOE para las elecciones municipales y que presentó su candidato, José Bernal, el pasado sábado. Una cara que no era tan nueva para los socialistas, ya que este abogado se encuentra al frente del despacho al que durante la gestión del PSOE se le concedieron dos contratos para el asesoramiento jurídico del Palacio de Congresos por valor de 17.500 euros y de 36.000 euros y sobre los que el actual portavoz del equipo de Gobierno, Félix Romero, anunció en octubre de 2017 aseveró que eran “fraudulentos” y que se estaba estudiando dar traslado a Fiscalía y la Cámara de Cuentas, tal y como ha recordado Marbella Confidencial, que esta noche se ha hecho eco de la noticia.

Los contratos fueron cuestionados por una tramitación “bajo un caso ficticio de concurrencia pública” apuntó Romero quien precisó que “aparentemente se solicitaba a tres empresas distintas pero resulta que son todos miembros de un mismo despacho profesional”. El portavoz municipal explicó que el pliego de condiciones se sustenta “en folio y medio firmado por quien fue consejero delegado y portavoz del anterior equipo de Gobierno, Javier Porcuna, sin justificación de por qué se lleva adelante esa contratación”, ya que del asesoramiento jurídico de las sociedades municipales “se encarga el personal del Ayuntamiento a través de su asesoría jurídica”. Romero explicó además que en el caso del segundo contrato se incluyó también a un procurador de Fuengirola aunque “la adjudicación, que se realiza de forma directa, se hace de nuevo a la misma empresa”.

VESTIGIOS DE LA ÉPOCA GIL

El edil lamentó este tipo de contrataciones recordando que “en la época de GIL conocimos de la creación de un ayuntamiento paralelo con todo un entramado de empresas que se utilizaban para efectuar contrataciones al margen del Ayuntamiento, sin procedimientos legales y ni fiscalización previa”, ha añadido

Según lo apuntado por aquel entonces por el equipo de Gobierno no fue este el único caso, ya que Romero apunto se estaban analizando “otros similares”, y recordó que estando el PP en la oposición “ya planteamos que muchas de la maneras que habíamos percibido del anterior Gobierno nos recordaban a las que habíamos conocido en la época de Jesús Gil”.

PORCUNA SE ESCUDÓ EN LOS TRABAJADORES

En aquel entonces el concejal Javier Porcuna se escudó en la labor de los trabajadores asegurando que “todos los contratos en el Palacio de Congresos estaban supervisados por los servicios administrativos y jurídicos , que son los mismos antes y ahora”, además de por los servicios jurídicos del Ayuntamiento. A esta defensa se ha remitido Macías, con quien ha hablado Marbella Confidencial, defendiendo además la legalidad de las contrataciones.

publicidad