El CB Marbella La Cañada cae en Cazorla en un irregular partido (93-83) | Marbella Directo

El CB Marbella La Cañada cae en Cazorla en un irregular partido (93-83)

2017-10-29 19:38:00
El CB Marbella La Cañada cae en Cazorla en un irregular partido (93-83)

El CB Marbella La Cañada sufrió en Cazorla su primera derrota de la temporada tras caer por 93-83 ante el CB Cazorla Jaén Paraíso Interior. El mal primer cuarto del equipo azulón costó caro (26 19), ya que a pesar de meterse en el partido antes del descanso el desgaste físico pasó factura al final.

No comenzaron las cosas bien para el CB Marbella, que no entraron al partido como se esperaba y se vio superado desde el primer momento por un impulsivo CB Cazorla que veía el aro más grande de lo común. Anotaban sin parar los locales de la mano de Jalen Riley y Pedro Romera (9-0). Fue Richi Guillén el que rompía la sequía ofensiva de los azulones, que parecía que aunque tarde, se metían poco a poco en el encuentro. Con 16-4 pidió tiempo muerto Francis Tomé para aclarar ideas y saltar de nuevo a la pista, pero el CB Cazorla tenía las cosas claras y sabía cómo atacar nuestra defensa (26 9).

El desplome defensivo supuso un punto de inflexión en el CB Marbella La Cañada, que tras un primer periodo muy irregular, cogió impulso para ir tomando aire poco a poco. Un parcial de 0-5 comandado por Lucas Hausman ponía el marcador en 35-20, que con otra aparición de Pape Sow reducía distancias en el ecuador del 2Q (35-25). Así, CB Cazorla empezó a ver de nuevo su acierto sobre la pista, aunque con más complicaciones que antes porque por fin el CB Marbella jugaba con comodidad en la movilidad del balón. El 41 40 al descanso hacía respirar al conjunto azulón. La igualdad lógica entre ambos equipos se palpaba en el inicio del tercer periodo.

El intercambio de canastas daba rienda suelta a la diversión de los presentes, que veían anotaciones sin parar y el marcador subiendo para unos y para otros. La rapidez ofensiva daba ventaja a los locales, que volvieron a tener en Jalen Riley la luz que les iluminaba. Eso supuso el apagón total del CB Marbella. Se desató por completo el americano, que anotaba sin que nadie pudiera pararlo y pronto cogieron una nueva renta de +10 que fue letal para el equipo.

No funcionaban las cosas en ataque, costaba encontrar a Richi Guillén en la parte ofensiva y atrás se sufría más de la cuenta. Poco podía hacer el CB Marbella, que a pesar de no encontrarse estaba aún en el encuentro (69-57).

El último cuarto tenía que ser el que diera oxígeno a los nuestros, que empezaron muy fuerte en ataque pero incapaz de parar a Riley, que se fue hasta los 26 puntos para ser el tormento azulón. Lo intentaban sin parar los de Francis Tomé, pero no era el día. Un gran CB Cazorla tumbó al hasta ahora el líder de la competición, pero ni antes éramos tan buenos, ni ahora tan malos. ¡A seguir trabajando sin parar! (93-83)

publicidad