El Ayuntamiento desiste del Plan de Empleo del anterior gobierno socialista de la Junta de acuerdo con informes jurídicos que apuntaban a su “inseguridad jurídica” | Marbella Directo

El Ayuntamiento desiste del Plan de Empleo del anterior gobierno socialista de la Junta de acuerdo con informes jurídicos que apuntaban a su “inseguridad jurídica”

Otros municipios de la provincia han tomado la misma decisión

2019-08-26 20:07:00
El Ayuntamiento desiste del Plan de Empleo del anterior gobierno socialista de la Junta de acuerdo con informes jurídicos que apuntaban a su “inseguridad jurídica”

El Ayuntamiento de Marbella ha desistido en el Plan de Empleo del anterior gobierno de la Junta de Andalucía dirigido por la socialista Susana Díaz ya que “pese al elevado desembolso que supone para las arcas municipales, no garantiza que la ayuda llegue realmente a los parados de Marbella”, ha asegurado el concejal de Recursos Humanos, José Eduardo Díaz, quien ha informado además de que los informes jurídicos recabados “desaconsejan continuar con esta convocatoria”. Además el edil ha lamentado que este genera “inseguridad jurídica”.

Díaz ha explicado que “se han mantenido varias reuniones con la Delegación Provincial de Empleo para intentar buscar un encaje, pero es imposible variar los criterios o ejecutarlo de forma parcial”. Del decreto por el que se ha decidido desistir se ha dado cuenta esta mañana en la Junta de Gobierno. Una decisión que no es única de Marbella, ya que otros municipios como Málaga o Estepona también han desistido.

El concejal ha puesto el acento en que esta medida se adopta “por responsabilidad con los desempleados de Marbella”. “El Ayuntamiento tendría que aportar 3 millones de euros, que se sumarían a los 2,1 millones de subvención de la Junta, sin tener garantías de que los beneficiarios sean los parados de la ciudad”, ha señalado, ya que ha recordado que la convocatoria se realiza a través de las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) a nivel regional, “por lo que pueden optar personas de cualquier municipio”. Asimismo, ha puesto el acento en la “alta litigiosidad” que se estaba generando por la tipología de contrato fijada en la convocatoria, la de obra o servicio, para cuestiones estructurales del Consistorio.

Ante esta situación, Díaz, que ha estado acompañado por la directora general de Recursos Humanos, Carmen Pallarés, ha avanzado que trasladarán a la Junta, a través del Grupo Parlamentario Popular, la necesidad de que se apliquen nuevos criterios en los nuevos planes de empleo “para que se priorice a los desempleados de la ciudad y que cualquier euro vaya dirigido al fin para el que se ha destinado”, así como para que haya “garantía jurídica”. Por otra parte, ha puesto el acento en que desde el equipo de Gobierno se sigue apostando por el empleo con programas como el POEFE (Programa Operativo de Empleo, Formación y Educación), dotado con 9 millones de euros, al tiempo que no se descarta “poner en marcha un plan de empleo municipal”.

Visto bueno al Plan económico-financiero

En otro orden de cosas, el portavoz del equipo de Gobierno, Félix Romero, ha informado de que en la reunión de hoy se ha dado cuenta de la resolución de la Dirección General de Tributos, Financiación y Relaciones Financieras con las Corporaciones Locales por la que se da el visto bueno al Plan Económico Financiero del Ayuntamiento de Marbella para los ejercicios 2019-2020, que se sometió a la aprobación del Pleno, tras una serie de modificaciones, el pasado julio. “Esto confirma lo que siempre defendimos, que el Ayuntamiento es viable económicamente, que no nos habíamos embarcado en ningún gasto que comprometiera esa viabilidad y que todos los que vaticinaron un desastre no estaban reflejando la realidad”, ha remarcado.

En este sentido, ha incidido en que el documento establece que “el incumplimiento de regla de gasto fue coyuntural, que no estructural, y estuvo motivado por el bajo cumplimiento del presupuesto anterior a la entrada del actual equipo de Gobierno”, al tiempo que ha recordado que el plan no contempla medidas “gravosas”. “Se limita a solicitar al Ayuntamiento que mantenga la regla de gasto, con obligaciones como mantener el nivel de endeudamiento sobre ingresos por debajo del 110 por ciento y el remanente de Tesorería para gastos generales y el ahorro neto en positivo, y a aplicar medidas como la simplificación del sistema tributario o avanzar en la administración electrónica”.

publicidad

ANUNCIESE AQUÍ