Ángeles Muñoz señala que la oposición "no va a respetar la lista más votada" | Marbella Directo

Ángeles Muñoz señala que la oposición "no va a respetar la lista más votada"

2015-05-13 23:00:00
Ángeles Muñoz señala que la oposición

La actual alcaldesa de la localidad, Ángeles Muñoz, aspira a revalidar una tercera mayoría suficiente que le permitiese volver a gobernar, moviéndose su representación en una horquilla de entre 13 y 14 concejales si se celebrasen hoy las elecciones, con casi un 44 por ciento de apoyo ciudadano, de acuerdo con la encuesta realizada por el Gabinete de Estudios Sociales y Políticos en Andalucía, con una población muestral de 600 personas y realizada en las fechas comprendidas entre el 27 y el 30 de abril.

Así, Muñoz ha señalado a este medio que espera poder conseguir definitivamente ese apoyo, ya que “en Marbella no se va a respetar la lista más votada”, por lo que estaremos a “una política de pactos”. Ninguna formación ha dicho que “va a dejar gobernar” al partido que mayor representación obtenga, para Ángeles Muñoz, el resto de partido ya “están viendo como conformar Gobierno para arrebatar lo que, de manera mayoritaria van a decir los vecinos”.

La líder popular ha señalado la participación electoral como la “única manera de evitarlo”, “los vecinos” tienen que decidir “si quieren continuar con el progreso o dar marcha atrás”.

B. Sánchez

El PSOE mantendría los resultados de las últimas elecciones con 7 concejales y un 23,2 por ciento de los votos –casi dos puntos menos- y OSP podría perder uno de sus tres ediles (9,4 por ciento de los votos). Igualmente, IU perdería uno de sus dos representantes (5,5 por ciento de los votos). La deja en Marbella una clara fragmentación dentro del consistorio, pudiendo darse la escena de que hasta 5 formaciones políticas pasasen a integrarlo. De este modo, podrían llegarse a necesitar hasta cuatro partidos para poder formar Gobierno en la localidad, necesitándose la unión de PSOE, OSP, IU y los debutantes de la marca Podemos, sin experiencia en gestión pública.

Al respecto Muñoz ha querido destacar que esta situación representaría una “absoluta inestabilidad que ahuyenta la inversión”, “sería un retroceso claro” apuntó la candidata popular, quien destacaba no querer tal situación “por el futuro de Marbella”.

De darse tal situación, las múltiples formaciones estarían obligadas a entenderse y a llevar a buen puerto la gestión del municipio durante los próximos cuatro años, en plena recuperación económica de la ciudad, reeditando algo similar al tripartido que ya vivió el Ayuntamiento de Marbella en 2003.

Integrado entonces por ediles que habían pasado por el PSOE, por el PA y del GIL, el tripartito fue protagonista hace apenas unos años de una de las páginas más oscuras de la historia de Marbella, la que supuso el estallido del ‘caso Malaya’; toda una trama de corrupción municipal que deterioró la imagen de Marbella y lastró la economía de la ciudad y de las arcas municipales.

publicidad