Ángel Maté: "Me pongo un 'bien' en mi primera parte de la temporada" | Marbella Directo

Ángel Maté: "Me pongo un 'bien' en mi primera parte de la temporada"

2015-05-27 10:20:00
Ángel Maté:

Tras unos días de descanso, Luis Ángel Maté prepara ya la segunda parte de esta temporada. La más importante, con el Tour de Francia y la Vuelta a España en el horizonte. El marbellí, camino de su cuarto doblete consecutivo en grandes vueltas, analiza su primer bloque de competición, su estado actual y lo que espera de esta mitad final de la campaña.

Llevas ya tres semanas aquí en Sierra Nevada. ¿Cómo va la concentración?
Bien, por ahora bien. Estoy bastante contento. La primera semana fue más bien de adaptación, y la segunda fue más intensa en cuanto a entrenamiento y ahora haciendo cosas más específicas. La forma es buena y la motivación para el resto de la temporada también.

Vas a estar aquí hasta el día 28. ¿Dónde irás después?
De aquí voy directo a correr Plumelec y Chateland, dos carreras de la Copa de Francia, que serán este fin de semana. Después pasaré unos días por casa antes de hacer Dauphiné.
Volvamos la vista atrás.

¿Qué balance hace de la primera parte de temporada?
En líneas generales, positiva. Si tengo que elegir me quedo con La Sarthe, Adélie y Paris-Camembert, donde me encontré muy bien. Hice un buen trabajo por el equipo y además se pudo ganar, que nos venía haciendo falta. Luego sí es cierto que tengo espinitas como Andalucía, donde me caí y no estuve donde podía estar; o la Volta, que iba muy bien y el día decisivo me faltó un poco. Pero en líneas generales estoy contento con lo que he mostrado y, sobre todo, con muchas ganas de afrontar esta segunda mitad que para mí es la más importante.

Redacción

Has mostrado un buen estado de forma, pero quizá no ha tenido tantas oportunidades de brillo personal… Sí, es cierto. Cuando he tenido mi mejor forma en esta primera parte que ha sido en La Sarthe, he tenido que hacer trabajo para otros compañeros. Pero sé cuál es mi cometido. Soy un corredor de equipo, así que no me preocupa.

En Andalucía tuviste una caída, después fuiste mejorando. ¿Dónde crees que podrías haber estado de no haber tenido el percance?
Donde el año pasado, o quizás un poco mejor. Creo que entre los seis u ocho mejores no habría sido descabellado. La había preparado muy bien, corría en casa y conozco el terreno. La caída me impidió estar donde quería, pero pese a todo en los días de montaña sí me vi muy delante.

En Murcia también hubo un fallo mecánico…
Me lo acabas de recordar. Tenía unas sensaciones buenísimas. Como nunca. Pero un fallo con el plato me impidió disputar la carrera.

¿Te queda la sensación de que te persigue un poco la mala suerte?
No, qué va. Todo lo contrario. Mala suerte mi compañero Dani Navarro, que cada caída le ha costado fracturas. La suerte hay que buscarla, son incidentes de carrera a los que estamos expuestos. Pero tengo la fortuna de mantenerme bien de salud, poder entrenar en condiciones y seguir en buena forma. No ha habido grandes contratiempos esta temporada. Lo que sí tengo es gana de plasmar los buenos resultados de entrenamiento en la carretera.

Por resultados, en París-Niza hiciste 19º. El mejor puesto de tu vida. ¿Qué sensación te quedó de aquella prueba?
Muy positiva. Había estado tres días trabajando en el llano para Bouhanni. No llegamos a ganar, pero estuvimos muy cerca. Luego en la montaña estuve cerca de los mejores. También estuvo bien mi compañero Edet. El último día entramos en la fuga y, como él estaba mejor situado que yo en la general, trabajé en la escapada. Quizás el puesto tampoco refleja la forma que tenía, pero es para estar muy contentos.
Donde sí has obtenido mejor cosecha ha sido en las clásicas de primavera. Sobre todo en la Flecha Brabançona. Y, por el contrario, las sensaciones no fueron buenas. Pero con los años uno va cogiendo experiencia, se hace más maduro, aprende a situarse… todo esto influye. Pero fíjate, las sensaciones son malas y de cara al público puede parecer que estás que te sales.
En aquella clásica te metiste en cortes importantes.

¿Cómo es esa situación, cómo se decide entrar en un corte porque crees que es el bueno?
Eso se dice que es innato. La capacidad para leer la carrera y aprovechar los cortes no se enseña. Eso se siente, aunque hay que tener la fuerza para salir a esos movimientos. Es espontáneo, surge.

Cofidis ha tardado mucho en ganar, ¿llegó a haber un estado de nervios?
Un poco, la verdad. Al final somos deportistas y estamos aquí para ganar, y más este año con el fichaje de Bouhanni. Pasaban las carreras y no se ganaba. Lo importante era que no se estaba lejos. No es que no la oliéramos, siempre hacíamos segundo, tercero… eso te da una idea de que las cosas se hacían bien aunque no rematásemos. Pero sí, el primer triunfo fue una liberación.

¿Qué os decían desde arriba en el equipo?
Bueno, como no estábamos lejos tampoco hubo dramas. El cuerpo técnico siempre nos ha respaldado, y para un deportista la confianza es fundamental.

Ahora Plumelec, Chateland, Dauphiné…¿y el Tour?
Esperemos. Es el principal objetivo del año, junto a la Vuelta. Para eso estamos aquí, para hacer un buen trabajo y llegar en condiciones.

De momento estás preseleccionado.
Sí, hay un grupo de corredores y de ese grupo saldrá el ‘9’ definitivo.

Una vez acabe el Tour, ¿vuelves a Sierra Nevada?
Sí, si lo hago sí. Después está la Vuelta a sólo tres semanas y quiero entrenar bien antes.

Una Vuelta que empieza en casa.
Con todo lo que eso conlleva. Para mí es un orgullo, una motivación extra y una responsabilidad. Quiero prepararla si cabe con más mimo para dar un buen nivel y mostrar mi mejor cara.

¿Cómo te imaginas ese día?
Será precioso. Ya va a ser uno de los acontecimientos deportivos más importantes de la historia de Marbella. Podremos enseñar la ciudad en todo el mundo, y sólo como marbellí ya es algo espectacular. Y además, estar allí como corredor ya es algo enorme.

Tras esa crono en Marbella, viene una semana andaluza. ¿Qué esperas, a nivel de afición y de carrera?
Todos los finales en alto son inéditos. Andalucía siempre deparar buen ciclismo, tiene una orografía muy amplia con todo tipo de terrenos. El Caminito y Capileira, sin marcar grandes diferencias, sí darán espectáculo. El público responderá como siempre y espero que los ciclistas muestren su mejor cara.

Parece que, este año, la Vuelta se va a olvidar de esa costumbre de meter la carrera por autovías.
Es cierto. En España, por desgracia, hay demasiadas autovías y a veces al organizador no le queda otra. En nuestro país históricamente no se han cuidado bien las carreteras, y no tenemos las posibilidades de otros de Europa. Pero estoy de acuerdo, no es lo mismo una carretera pequeña que una autovía, que eso hace daño a la vista.

¿Qué esperas de esta segunda parte de la temporada?
Plasmar los buenos entrenamientos en las carreras y dar otro pasito más. Soy un corredor mejor y más maduro que el año pasado. Tengo un año más de trabajo, tengo más experiencia y espero demostrarlo en competición.

¿Alguna carrera que te guste especialmente?
Dauphiné tiene un recorrido duro que me gusta, con los Alpes. Desde Plumelec me gustaría, como el año pasado, estar bien y aprovechar cualquier carrera para darlo todo.

El año pasado fuiste segundo allí, ¿qué recuerdos te trae?
Una de las mejores carreras del año y de los mejores recuerdos que tengo. Entré con Simon de la mano, y en la Bretaña siempre hay mucho público, aquello estaba a reventar. Este año será igual y voy con un día menos de viaje. Espero hacer buen papel de nuevo.

Si tuvieras que ponerte alguna nota a esta primera parte, ¿cuál sería?
Un aprobado alto. Un ‘bien’, que se diría en el instituto.

publicidad