‘Los hombres del rey’ triunfan en el Carnaval de Marbella | Marbella Directo

‘Los hombres del rey’ triunfan en el Carnaval de Marbella

El primer puesto de chirigotas fue para la algecireña ‘Son frescas de la bahía’

2018-02-17 11:54:00
‘Los hombres del rey’ triunfan en el Carnaval de Marbella

Buen ambiente anoche en el Teatro Ciudad de Marbella en la celebración de la gran final del Concurso de Agrupaciones del Carnaval marbellí que, por primera vez en su historia, pudo presumir de contar con la actuación de agrupaciones locales en todas las modalidades, cuarteto, coro, comparsa y chirigota, aunque sólo en estos dos últimos casos compitiendo.

Casi siete horas de concurso en las que ‘Los hombres del rey’ volvieron a culminar una brillante actuación que les sirvió para alzarse con el primer premio en la categoría de comparsa, mientras que en la de chirigotas a lo más alto se subieron ‘Son frescas de la bahía’. Tras ellos, en la modalidad de comparsa los siguieron la marbellí ‘La perla dorada’, en segundo puesto seguida de ‘Los comandantes’, en tercer lugar, y ‘Los noctámbulos’, en cuarto. En el caso de las chirigotas la segunda plaza fue para la recién estrenada chirigota sampedreña, ‘Los francostein’, quedando en tercer lugar ‘Los capitanes Jack Sparrow y la maldición de la ortiga negra’ y, en cuarto, ‘Las que están en su punto’.

No faltó detalle en una noche en la que destacaron las apariciones inesperadas en la actuación del cuarteto ‘Escuela de palmeros por to’ mis compañeros y por mi primero’ del ex alcalde de Marbella, José Bernal, y del conocido como ‘quejica’, que se ha convertido en todo un personaje público por su gestión de la página de Facebook ‘Marbella se queja’.

La noche fue cobrando fuerza mientras pasaban las horas con dos pases, el primero con las agrupaciones que venían de fuera de la ciudad y el segundo con las locales, que consiguieron mantener animados al numeroso público que ayer se congregó en el teatro marbellí.

Tras la participación del cuarteto el concurso comenzó con la actuación de ‘Son frescas de la bahía’, a la postre ganadora de esta edición, chirigota algecireña cuyo tipo representaba a un grupo de pescaderas y que logró pronto una buena sintonía con el público con el que no dejó de interactuar mientras presentaban su repertorio en el que hablaron de los problemas de una familia trabajadora para que un hijo pueda estudiar además de hacer una reivindicación del carnaval como una forma de libertad de expresión.

Tras este gracioso grupo de pescaderas les tocó el turno a la comparsa ‘Los noctámbulos’ con un tipo más de fantasía que representaba a unos búhos realizaron una correcta actuación que agradó al respetable. En tercer lugar actuaron ‘Los capitanes Jack Sparrow y la maldición de la ortiga negra’ que emulando al destacado personaje de Johnny Depp tuvieron referencias directas a la ciudad pese a venir desde Tarifa.

Antes del descanso fue el turno de ‘Los comandantes’ que saltaron al escenario como unos militares que venían a defender Andalucía y que embelesaron al público marbellí con unos pasodobles cargados de sentimiento dando un enfoque distinto a sus temas en los pasodoblen. En el primero hablaron de la responsabilidad de un padre con sus hijos cuando se separa cantando por una abuela que le pide a su hijo que se haga cargo de su nieto. El segundo pasodoble no dejó de lado a los menores aunque esta vez enfocándolos como parte de un problema que cada vez se hace más relevante en la sociedad, el maltrato de los hijos hacia sus padres. Dos letras con las que llegaron al corazón del público que se puso en pie para reconocer a estos comandantes que a nivel vocal sonaron con mucha fuerza y una buena afinación.

Tras quince minutos de parón comenzó el turno de las agrupaciones de Marbella, que consiguieron caldear el ambiente para que nadie se moviese del teatro y aguantasen hasta el final pese a la duración de la sesión. La primera tras la pausa fue una de las actuaciones más esperadas de la noche, la del coro de Marbella, que pese a no competir se ha convertido en el referente de estos carnavales por ser el primero que tiene la ciudad. Como ‘El fuerte de San Luís’ rindieron homenaje a la historia local, contando como hombres y mujeres de Marbella defendieron el castillo de San Luis de la invasión francesa de Napoleón. Un momento que la Agrupación Cultural Carnavalesca de Marbella quiso aprovechar para hacer un reconocimiento a su presidente, Curro Román, que tanto ha dado por mantener con vida al carnaval de la ciudad.

La siguiente en mostrar su repertorio al público marbellí fue la chirigota del Bola, ‘Las que están en su punto’, que representaban a un grupo de mujeres de distintas edades, un tipo que, tal y como ellos apuntaron, podría no parecer original pero que fue su forma de reconocer el inicio de esa chirigota gracias al impulso de sus mujeres. En su repertorio destacó también la crítica que hicieron al precio de las entradas de la final, de doce euros, y que consideraron una forma de ir acabando poco a poco con el carnaval.

El público volvió a levantarse de sus asientos con ‘La perla dorada’ de Miguel Vera que recibió el reconocimiento del público del respetable con un primer pasodoble en defensa de la cadena perpetua, “que nadie merece la muerte pero sí pudrirse en la cárcel”, cantaron estos vendimiadores de la uva moscatel ante un público que rompió en aplausos y saltó de sus butacas. El segundo pasodoble abordó una de los problemas que más empaña a Marbella como es el estado de sus playas reivindicando que de una vez por todas se pongan los espigones para dar una solución definitiva. Tampoco pasó indiferente para esta comparsa las sevillanas del ex alcalde marbellí, Julián Muñoz, que le han costado volver a la cárcel, un tema con el que los de Miguel Vera pusieron el toque de humor.

Tras ‘La perla dorada’ llegó el turno de la chirigota sampedreña ‘Los Francostein’, de reciente creación. Echó a andar en agosto del pasado año y pese a su corta experiencia están dejando muy buen sabor de boca allá por donde van pasando. Con un tipo que representaba a una especie de científicos locos de carácter paramilitar la agrupación sampedreña se propuso la creación de un drone que volviese a dar vida al dictador Francisco Franco. En buena sintonía con el público usaron a la representación del Generalísimo, prototipo de su experimento, para la chanza logrando hacerle hablar para decirle a los marbellíes que él ya había vuelto para arreglarla. Buscaron la broma y, como manda el carnaval, el reírse de todo sin complejo atreviéndose incluso con el típico chascarrillo de San Pedro como barriada de Marbella. Una buena actuación con la que lograron conquistar al público, especialmente al gallinero desde el que les jalearon con gritos de campeones.

El cierre de la noche corrió a cargo de ‘Los hombres del rey’, plato fuerte del concurso y claro favorito que no decepcionó al respetable ganándose por méritos propios el primer puesto. Este febrero los de Francis Moya han estado a un gran nivel con voces y letras desgarradoras han pasado como un huracán por cada teatro que han pisado y en el suyo, el de Marbella, no decepcionaron. Volvieron a poner el alma en su repertorio, el primer pasodoble sirvió como recuerdo a las madres y a cómo se echa de menos sus regañinas cuando ya no están. El segundo dedicado a la bella Marbella y a su lado más marinero que hacía que estos trabajadores del caminito del rey se preguntasen que ante tales encantos cómo no iban a quererla. El tono reivindicativo, mezclado con el humor, llegó en los cuplés comparando con un fenómeno de Cuarto Milenio que la ciudad no tenga ni puerto ni AVE. Digno de reconocer es también la mención que realizaron a un incidente que se había producido en el gallinero cuando el concurso estaba a punto de comenzar y que los de Francis Moya lograron meter con buen pie en su repertorio.

Una brillante actuación que acabó con el público en pie roto en aplausos y despidiéndolos al grito de campeones. Marbella concluye así una nueva edición de su Concurso de Agrupaciones de Carnaval en el que se ha vuelto a ver un gran nivel, superándose año tras año.

publicidad